4G a bombo y platillo, ¿merece la pena?

Aunque todavía no se ha estandarizado el 4G en los smartphones (las gamas medias siguen con HSDPA y HSPA+), Samsung está calentando el mercado con el 5G y a nuestros políticos (europeos en este caso) se les calienta la boca.

Lo que si es cierto es que a la tecnología inalámbrica le quedan un par de evoluciones, pero desde luego no son de mucho calado, porque esas velocidad punta se alcanzarán en laboratorio y poco más. Al igual que ese Gigabit en condiciones estáticas que se pretendía alcanzar con el 4G en su momento…

4G

Esto no quiere decir que las mejoras no sean buenas y que no merezca la pena el cambio, pero centrándonos únicamente en la velocidad de la Banda Ancha Móvil (en adelante BAM), no es oro todo lo que reluce.

Pero veámoslo con datos.

Las pruebas se han hecho con dos Nexus 5 bajo la red 4G de Orange y Movistar, comparándolo con datos de la red HSPA+ de Movistar. Siempre en condiciones óptimas de potencia (entre -50 dBm y -60dBm) y en distintos horarios (la muestra es de 100 iteraciones).

 (en Mbps) Down 4G Up 4G Down 3G Up 3G
Promedio 12,7 6,1 8,75 2,76
Máxima 46,1 22,6 14,3 4,1

Como se puede apreciar, el 4G supera claramente al HSPA+ en velocidades pico, sobre todo en subida. Pero si nos vamos a velocidades promedio la diferencia se diluye, y aunque sigue habiendo diferencia (como por otro lado era de esperar), no es tanta.

¿Y ésto por qué ocurre?

Pues como bien comentábamos al principio, las velocidades punta se alcanzan en laboratorio y son difícilmente replicables en un entorno real.

En un entorno real, la gente tiende a caminar por las aceras y a agolparse en locales, es decir, tenemos comportamientos sociales que hacen que se formen pequeños infiernos electromagnéticos localizados. Además los propios edificios generan trayectos multipath, fading, etc. lo cual hace que la señal siempre esté degradada impidiendo alcanzar el máximo de velocidad teórica.

Por lo que al final llegamos a una paradoja en la que:

La mejor cobertura móvil, es aquella que nadie usa.

En cualquier caso, el 4G aporta mejoras, pero el espectro radioeléctrico juega malas pasadas y esas mejoras en zonas cargadas se diluyen. Siendo ésta una de las principales razones tecnológicas para no dar BAM sin limitaciones en zona urbana. Aunque evidentemente hay otras razones puramente económicas…

 

Deja un comentario