Ono y la Fibra Óptica

Está claro que la Fibra óptica es el futuro (y el presente en muchos casos) de las redes cableadas, al menos así reza la publicidad.

Pero es que cuando el márketing entra en el juego rara es la vez que no intentan persuadirnos con medias verdades de que un producto determinado es el mejor.

Y aquí es donde entra ONO y su campaña de “Fibra óptica”. Pues si, es cierto, ONO no vende Fibra óptica hasta el Hogar, vende exáctamente lo mismo que vendía hace 10 años cuando ni siquiera era el conglomerado de empresas que es hoy. Vende, vendía y probablemente venderá coaxial.

¿y por qué empeñarse en venderlo como tal?

Una buena campaña de marketing tiene que atacar todos los frentes. Estos frentes a mi me gusta resumirlos en 2, los clientes potenciales y la competencia (junto con sus clientes).

En este caso ONO ha atacado ambos frentes, aunque también hay que decirlo, de forma no muy limpia, con una publicidad más que cuestionable.

  • Por un lado, dejar de hablar de adsl a los clientes potenciales les supone un aliciente, es “algo nuevo”, no lo conozco y ¡oh dios mio lo necesito!.
  • Por el otro lado están los clientes de la competencia y la propia competencia. Ya no vale eso de “me están vendiendo la misma mierda el mismo producto pero con otro nombre”, porque es algo distinto o eso parece. Y evidentemente cuando anuncias algo que no cumple con lo que es, puede que los clientes se cabreen y te pase igual que con las famosas pulseras. Pero si además entras mintiendo por la puerta grande en un mercado en el que otros si están vendiendo Fibra hasta el hogar, estás firmando tu sentencia de muerte.

¿Sentencia de muerte?

Pues si, a medio plazo Ono está firmando su sentencia de muerte, por pretender vender “su Fibra” como FTTH. Si bien es cierto es una red HFC (Hibrida Fibra Coaxial), pero la Fibra no llega ni mucho menos hasta el Hogar, podemos decir que llega hasta el nodo (FTTN) y ese nodo varía en función de la densidad de clientes conectados a dicho tramo de coaxial. Si hay muchos clientes en un tramo y hay que dar velocidades elevadas a muchos de ellos, habría que segmentar el tramo, cosa que no siempre se hace, y más si hablamos de clientes de un entorno residencial que tienen un ARPU muy bajo.

En resumen, publicitar el sucedáneo de Fibra de Ono tal y como lo hacen, a medio plazo es contraproducente, puesto que la red de Ono no puede competir con la Fibra hasta el hogar, por tener una naturaleza mucho más asimétrica y un espectro compartido mucho más limitante.

En un par de años, cuando las conexiones de 100 Megas sean la velocidad de crucero en FTTH y aparezcan ofertas superiores, Ono con su red HFC no podrá seguir aumentando la velocidad con cierta calidad.

Aunque esto no es nada nuevo, el coste de mejorar la red de coaxial para soportar velocidades generalizadas en la red de 100M y superiores es bastante elevado. Por lo que en las zonas menos rentables y con menor densidad verán limitada la calidad de su línea.

Deja un comentario