Virtualización de Router (vCPE)

Desde que Telefónica y NEC anunciasen el pasado 10 de Octubre el piloto de virtualización del router del hogar, las reacciones han sido diversas.

Pero, ¿cuál es la realidad tras todo esto?

Las conexiones actuales tanto de xDSL como de FTTH tienen dos equipos (puede que integrados como en el caso del xDSL o segregados como suele ser habitual en la FTTH). En cualquier caso, uno de los dos equipos se encarga del nivel 2 (Ethernet) y el otro del nivel 3 (Router).

virtual

Lo que se plantea es llevar el nivel 3 a la red mediante virtualización. Es decir, las funcionalidades de router seguirán existiendo porque son necesarias, pero se harán en el Nodo IP, es decir será el BRAS o el CGNAT el que aplique las reglas de cliente. Y dichas reglas se configurarán en una máquina virtual específica para cada cliente (de ahí que se llame virtualización).

¿Qué se encuentra en el nivel 3?

Evidentemente está el routing a nivel IP, pero también está el firewall, la gestión de puertos, el DHCP, etc.

¿Perdemos algo de funcionalidad?

Ésta es realmente la pregunta adecuada, pero no tiene una respuesta sencilla. Porque podría tener todas las funcionalidades, otra cosa es que se implementen.

Es decir, las funcionalidades de nivel 3 estarán todas. El quid de la cuestión está en las de nivel 2, como por ejemplo el filtrado MAC. Normalmente los routers integran en su propia configuración la configuración de capa Ethernet. Pero en este caso habría que definir cómo atacar al switch que todavía hay en nuestra casa, el cual tiene una dirección Ethernet pero no una dirección IP.

Otro problema adicional aparece ante una pérdida de conectividad con el PON si usamos el DHCP en la red local en vez de IPs estáticas. Al conectar un nuevo equipo no se le podría asignar IP dificultando la interconexión en la red local en caso de fallo.

¿La operadora me puede espiar?

No más de lo que podría hacer ahora mismo. El tráfico de tu Red Local sigue estando en tu propia red separado por un switch por lo que tu tráfico seguirá siendo tuyo.

El efecto de extender la red de área local hasta el borde IP posibilita que el operador pueda ver de forma directa cuantos equipos hay conectados e incluso podría alcanzarlos. Pero realmente no es algo que no pueda hacer ahora con los routers físicos actuales.

Conclusiones

Desde el lado del usuario, a pesar de que muchos lo puedan ver como una intrusión, también significa un ahorro eléctrico de en torno a unos 5 vatios en un equipo integrado y de unos 25 en el de un equipo segregado. Pero si bien es cierto tiene alguna pega, que en entornos exigentes como puede ser en empresas, resulte un impedimento.

Desde el punto de vista de una operadora, el efecto más práctico son los posibles ahorros que puedan existir en el mantenimiento y averías, porque el mantener un equipo menos también significa un menor coste.

Pero la mayor ventaja de todo esto radica en la facilidad para el despliegue de nuevos servicios, ya que no habría que cambiar el router en ningún caso. Y esta ventaja no sólo es válida para una telco sino también para sus clientes que sin trastorno alguno podrán disfrutar de forma transparente de nuevos servicios.

 

 

Deja un comentario